San Francisco

Un hábito que en realidad son harapos; capucha; tonsura; sus manos sosteniendo una piedra en la que aparece el relieve de la Iglesia de san Damián (tal como existe), que san Francisco restauró; una calavera a los pies; descalzo; y con estigmas en las manos.